Acompañamiento Colaborativo a Familias Empresarias

0
416

Acompañamiento Colaborativo a Familias Empresarias

Edward Johnn Silva Giraldo
Psicólogo
Master en Terapia Familiar sistémico
Magister en Paz, Desarrollo y Ciudadanía
Puntos de Apoyo para Avanzar S.A.S.

Revista Diálogos Interdisciplinarios en Red

17-06-2019

El acompañamiento colaborativo busca fortalecer los vínculos familiares desde el reconocimiento de capacidades. Asimismo, definir los límites y reglas de relación entre familia y empresa, favoreciendo la resolución pacífica de conflictos. Por ello, las familias empresarias se encuentran con el reto de conseguir rendimientos financieros, cuidando las relaciones con los seres queridos.

Lo que define una familia empresaria con salud psicológica es que cada uno de sus miembros se sienta aceptado, reconocido, valorado y querido. La estructura familiar no es lo fundamental, sino su relación nutricia (Linares, 2012). Entonces, los vínculos familiares sanos, flexibles, sustentadores, abiertos y comunicativos contribuyen a construir una empresa familiar fuerte y vigorosa (Bork, Jaffe & Lane, 1997).

Acompañar la familia empresaria implica dimensionar la complejidad de las relaciones entre familia, empresa y propiedad. Una empresa familiar requiere saber cómo gestionar las relaciones entre los miembros teniendo en cuenta el contexto familiar y empresarial. Por este motivo, es fundamental identificar aquello que los convoca a estar juntos, conocer los sistemas de creencias y las necesidades emocionales de sus miembros.

Por lo anterior, el modelo de los tres círculos (David & Tagiuri, 1982) es una herramienta que permite hacer lectura sistémica de las relaciones entre familiares, socios y empleados; pues en la organización de las familias empresarias se atribuyen múltiples funciones: 1. Miembros de la familia no involucrados en el negocio; 2. Gerentes y empleados no miembros de la familia; 3. Dueños y/o accionistas no miembros de la familia; 4. Propietarios y/o accionistas miembros de la familia; 5. Miembros de la familia que trabajan en el negocio pero que no son dueños; 6. Empleados no miembros de la familia que son accionistas; 7. Miembros de la familia que son dueños, gerentes o empleados. Tal como se muestra en la siguiente figura 1.

Figura 1. Modelo de los tres círculos. Fuente: Davis y Tagiuri, año 1982

 

Otra herramienta pertinente para realizar el acompañamiento colaborativo, son las preguntas apreciativas. Estas preguntas se definen en palabras de Varona (2010), como un proceso de búsqueda colaborativa y cooperativa de las habilidades y las mejores prácticas en la familia empresaria. A través de dichas preguntas es posible indagar con los miembros de la familia empresaria ¿Qué es lo mejor de trabajar con su familia?; ¿Qué cree que la empresa familiar espera de usted?; ¿Qué quiere encontrar usted en la empresa familiar?; ¿Cuál es el lema de su familia en el negocio familiar?; ¿Cuál es la relación de la misión de la empresa familiar con su misión personal?

Las preguntas como ya se mencionó, ayudan a identificar aquello que los convoca a estar juntos, conocer los sistemas de creencias y las necesidades emocionales de sus miembros.

 

Referencias bibliográficas

Bork, D. Jaffe, D. Lane, S. (1997) Como trabajar en la empresa familiar. Barcelona: Granica.

Davis y Tagiuri. Modelo de los tres círculos, Año: 1982

Linares, J. (2012). Terapia familiar ultramoderna: La inteligencia terapéutica. Barcelona: Herder

Varona (2010) La intervención apreciativa. Una manera nueva, provocadora y efectiva para construir las organizaciones del siglo XXI. Barranquilla: Uninorte.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here